Entrega 48 hs

Cordón de acero para pretensado

Características
Cordón de dos y tres alambres relevado de tensiones.
Son trenzas de alambre trefilado, constituídas por 2 ó 3 alambres del mismo diámetro arrollados helicoidalmente y con paso uniforme, alrededor de su eje longitudinal y que se utilizan en su mayoría para la fabricación de viguetas y losas huecas.

Propiedades mecánicas
Norma IRAM-IAS U-500-07

Ver Tabla Propiedades mecánicas.
 

Proceso de relevado de tensiones
Es un proceso térmico en el cual los cordones de acero luego de la conformación de la trenza, son calentados a una temperatura de 300- 400ºC para eliminar las tensiones residuales del material que se obtuvieron en el trefilado y toronado. Con este proceso se obtienen además las siguientes propiedades:
• devanado uniforme de rollos
• posibilidad de tendido simultáneo de mayor cantidad de cordones
• mayor ductilidad y mejor operabilidad
• sensible reducción del tiempo insumido en el tensado de los cordones
• el proceso de fabricación asegura que al cortarse el cordón no se abran los alambres que lo forman

Forma de suministro
Peso
• Bobina coreless de 150 a 260 kg

Dimensiones de los rollos
• ø interior = 26,5 cm
• ø exterior = 61,5 a 63 cm
• Ancho del rollo = 25 cm

Nota:
los cordones 3x3 y 3 x 2,25 pueden entregarse en rollos de ø int.=90 cm y ø ext. = 110 cm y peso entre 300 y 500 kg.
(Consultar por el pedido mínimo de este material).

Proceso termomecánico de baja relajación
El proceso de baja relajación de los alambres y cordones para pretensado se realiza para disminuir la pérdida por relajación, que es la disminución de la tensión en función del tiempo, bajo una deformación impuesta de magnitud constante.
Dicha pérdida es considerada en el cálculo de las estructuras, por lo tanto si se reduce la pérdida por relajación, se reducirá la sección de acero requerida para un esfuerzo dado.
Las características de baja relajación son conferidas al producto durante un proceso termomecánico en el cual los cordones de acero son calentados a una temperatura de entre 350ºC y 380ºC y simultáneamente sometidos a un esfuerzo de tracción tal que origine en el material una deformación plástica del orden del 1%.

Sus principales ventajas son:
• Menores pérdidas por relajación en cualquier rango de temperaturas.
• Mayor límite de proporcionalidad y mayor uniformidad en la relación carga-deformación.
• Cumplimiento de las exigencias de los distintos sistemas de anclaje.
• Mayor reducción de costos debido a la economía en sección de acero.
• Comportamiento homogéneo, dado el buen contacto entre alambres.
• Mejor adherencia con el hormigón, en el caso de estructuras pretensadas.
• Comportamiento estable, sin desarmarse, cuando se cortan los cordones.
• Mayor esfuerzo de pretensado.

Carga inicial Relajación máxima a 1.000 h y 20º C
% %
60 1,0
70 2,5
80 3,5

Porcentaje de relajación